La modernidad albergó al soccer

Getty Images
Estados Unidos, con gran tradición en besibol y futbol americano, abrió sus puertas al Mundial

Édgar Luna Cruz

 

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 6 (EL UNIVERSAL).- Los estadios que antes eran utilizados para el futbol americano o para el beisbol, ahora tendrían un fin en común: la Copa del Mundo. Nueve sedes, nueve estadios fueron las que albergaron los partidos del

 

Mundial de Estados Unidos en 1994. Construcciones modernas para la época, con tecnología de última generación, algo nuevo para la FIFA, acostumbrada a canchas con mucha tradición, pero con nulas comodidades.

 

Ahora sería todo diferente, porque la modernidad había llegado al futbol mundial, Estados Unidos había tomado en serio, al fin, al futbol, aunque ellos lo llamaban soccer.